Monjas del Abba Padre

“Cristo nos dejó un ejemplo, para que sigamos sus huellas…”

In ¡Abba Padre! on mayo 5, 2017 at 9:20 pm

 

“Seguimos sus huellas…”

…En aquella última cena donde nos da el mandamiento nuevo: “Ámense los unos a los otros como yo los he amado”, donde el servicio  manifiesta la grandeza de la humildad, Jesús se abaja y se pone a nuestros pies para servirnos; instituye la Eucaristía entregándose como alimento para que tengamos Vida en abundancia. Jesús se retira al Huerto de los olivos para entrar en oración con su Padre, aceptando beber el cáliz que Él le ofrecía por la salvación de todos los hombres, así sabiendo que era la hora de pasar de este mundo a su Padre pronuncia su “Abba” confiando, su “sí” hasta el extremo.

 

“Seguimos sus huellas…”

…En aquella hora en la que Jesús, el Hijo obediente, libremente y  por amor, entrega su vida para que tengamos Vida. El Padre nos da al Hijo por amor, reconciliándonos en Él, iluminando y dando sentido a nuestras propias cruces, invitándonos también a amar y a donarnos, haciendo fecunda nuestras entregas de cada día.

 

 

“Seguimos sus huellas…”

… En aquella noche santa y gloriosa. Ella  solo conoció el momento en que Jesús resucitó, y nos devolvió la Vida para siempre. Cristo resplandece y “resucita para la gloria del Padre“, y nos hace entrar así en el gozo de la Vida que no tendrá fin. Esta es la noche del anuncio de que no hay que buscar entre los muertos al que está vivo, de que Jesús, el Hijo de la Promesa, es el Cordero Pascual y ha resucitado. Por eso la Iglesia estalla en un jubiloso canto de alabanza, de gratitud y de alegría.  

“Seguimos sus huellas…”

En el día en que al clarear el alba salimos presurosas como las mujeres al sepulcro y nos encontramos con que “Cristo, el Hijo Resucitado del Padre al salir del sepulcro  brilla sereno, resplandeciendo con su Santa Belleza ante nuestros ojos deslumbrados y vive y reina glorioso por los siglos de los siglos” y desde entonces podemos seguir sus huellas sabiendo que “NUESTRO REDENTOR VIVE“.

 

Este mismo clamor: ¡Cristo Resucitó! y esta misma vela en alto que anuncia la Vida para siempre, se hace una sola voz con nuestras hermanas del MONASTERIO FILIAL” ABBA PADRE”     EN PARANÁ.   

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios