Monjas del Abba Padre

Vidas consagradas

Vidas consagradas

Junto a la Cruz fundacional

En las Primeras Vísperas de la Solemnidad de la Pascua de la Madre de Dios,

nuestras hermanas:


María Natalia en el Misterio Trinitario

María Diana en Jesús Transfigurado

María de la Pascua


Han consagrado sus vidas a Dios, para vivir con un corazón indiviso y totalmente entregado a él, siguiendo el ejemplo de Jesús, su Hijo casto, pobre y obediente.


Para caminar como hijas en el Hijo, respondiendo así al Amor que las amó primero, viviendo como María, nuestra Madre en un continuo “Hágase”, en un eterno “Sí al Padre”, confiadas en sus manos.


Damos gracias a nuestro Abba por  sus vidas consagradas, que son un Don para toda la Iglesia y le pedimos que las sostenga cada día con su amor y fidelidad para que puedan mendigar, acoger y vivir la plegaria filial que las habita.

Toda la vida de Cristo es una ofrenda continua al Padre y unidos a él, junto a las ofrendas del pan y del vino, nuestras hermanas Natalia, Diana, María y sus familias, acercaron al altar en el día de la Pascua de Nuestra Señora, una imagen de la Virgen representando a sus diócesis de procedencia:

Nuestra Señora de Itatí a Resistencia, Nuestra Señora del Rosario a Paraná, y Nuestra Señora del Luján a Buenos Aires, y también una imagen de Nuestra Señora del Carmen, patrona de esta diócesis, a la que pertenecemos y de la que somos hijas.

Así nuestras hermanas confiaron sus vidas consagradas a la protección de la Virgen María, quien supo guardar y conservar todas las cosas del Hijo, en su corazón.

Consagradas bajo la protección de María, Virgen y Madre

Virgen del Carmen

Virgen de Luján

Virgen del Rosario

Virgen de Itatí


monasterioabba@yahoo.com.ar

Anuncios