Monjas del Abba Padre

Nuestra vida

"Vivir bajo la sola mirada del Padre"

La vida de una monja es muy simple. Es una vida de: ORACIÓN, SILENCIO Y TRABAJO. Tanto en Soledad como en la Fraternidad. Una vida que quiere ser semejante a la que llevó nuestro Señor en Nazareth durante treinta años. Una vida oculta a los ojos de los hombres, pero bajo la mirada del Padre “que ve en lo secreto”. Mt. 6,6.

A veces podemos tener la tentación de pensar que no es “útil” para la Iglesia. Esto sería como pensar que la raíz de un árbol es “inútil”.Sin embargo, sin una raíz que muere no hay fruto.

Nosotras somos en la Iglesia las que nos ocultamos, las que morimos para que otros tengan vida. La vida monástica surge justamente cuando cesa la persecución de los cristianos en el siglo II aproximadamente.

Y…cuando ya no podían derramar su sangre por amor a Dios, se van al desierto a vivir una especie de martirio “incruento” (sin derramar sangre).  Vendría a ser un morir al mundo por amor a Cristo.

Y así desde aquel entonces hasta el día de hoy una multitud de hombres y mujeres lo dejan todo para seguir a Cristo en la sencillez de una vida evangélica vivida en lo secreto, en lo pequeño, bajo la mirada del Padre.

La vida de la monja comienza con la lectura de la Palabra de Dios: la “Lectio divina”. Comenzamos por esto porque la Palabra es el punto de partida del monje.

Y es en la palabra donde la monja entra en la escuela de vida del Maestro Jesús; es en la palabra  donde  aprenderá  a seguirlo y a orar como él oró.

Hacemos nuestra hora de Lectio cada una en la ermita.

A continuación cantamos el Oficio de la Aurora, (Oficio de Lectura y Laudes) en la Capilla todas juntas.

Después celebramos la Misa- la Acción de Gracias-.

Volvemos a la ermita y allí rezamos en soledad la Hora Tercia. Luego  tenemos una hora de estudio.

Después comienza el tiempo de trabajo, que puede ir desde una artesanía sagrada a cortar leña, pasto, hacer plantines, cocinar, limpiar, pintar…entre otras cosas.

Hacia el mediodía rezamos en la soledad de la ermita la Hora Sexta. Después almorzamos en soledad, excepto los jueves, domingos y fiestas en que lo hacemos juntas.

Seguido hay un pequeño descanso, después del cual continúa el trabajo.

Hacia la media tarde tenemos otra oración cantada en la soledad de la ermita: la Hora Nona.

Las horas intermedias recuerdan acontecimientos de la Pasión del Señor y de la primera propagación del Evangelio.

Todas las tardes se reza el Santo Rosario en comunidad y se hace lectura espiritual, mientras se realizan trabajos artesanales.

Al caer el sol cantamos el Oficio de las Vísperas, todas juntas en la Capilla, que duran también una hora, después del cual tenemos un tiempo de oración silenciosa.

Luego antes del descanso, rezamos las Completas, que es el último oficio cantado del día, en la soledad de la ermita, y  nos retiramos a descansar.

El día viernes es nuestro día de desierto.

Es central en nuestra vida la Adoración eucarística, que realizamos por turnos procurando que nunca el Santísimo esté solo sino que siempre haya una monja en adoración. Por la presencia viva de Cristo en la Eucaristía somos fascinadas y enamoradas cada vez más por su corazón de Hijo que clama ¡Abbá, Padre! En el silencio adorante frente a Jesús eucarístico presentamos, como esposas e hijas de la Iglesia, a la humanidad entera para que “todos los hombres se salven y lleguen al pleno conocimiento de la verdad”.

Durante todo el día intentamos repetir el Nombre de Jesús, para que sea lo que sea que hagamos, tratemos de estar en su presencia.

La hospitalidad es una característica que siempre fue muy propia de los monjes.

Por eso atendemos a los huéspedes que se acercan al Monasterio con la mayor caridad posible: es el mismo Dios quien nos visita en los hermanos.

En el Monasterio contamos con una pequeña hospedería disponible para hacer retiros espirituales. Los retiros son retiros de soledad, en los que los huéspedes, pueden participar en la Liturgia con las monjas y pedir ser acompañados por alguna de ellas.

Vivir en la Presencia...


monasterioabba@yahoo.com.ar

Anuncios