Monjas del Abba Padre

Vocaciones

“Vengan y lo verán”

Jn 1,39

Buscando el rostro del Padre...

“La clave para comprender toda vocación particular está basada en la misteriosa y extraordinaria “seducción” ejercida por la belleza divina de Cristo, “el más hermoso de los hijos de los hombres”.

Es la presencia de Cristo en todo su esplendor de Hijo de Dios, de uno de la Trinidad, la que cautiva el corazón del hombre y lo lleva a dar una respuesta de amor, en su seguimiento.

Las monjas acompañamos espiritualmente, a aquellas jóvenes que queriendo descubrir la voluntad del Padre en su vida,  se encuentran en discernimiento.

———————————————————————————————————————————-

“Esta oración fue realizada por Fray Leonardo Ariel González, OFMCap, como conclusión del retiro espiritual predicado, sobre

“La Filiación”, a nuestra Fraternidad, en el año 2006.

“Muéstranos al Padre y eso nos basta”

(Jn.14,8)

Jesús mostranos al Padre,

danos tu gracia para poder ver en tu rostro al Padre.

Nosotros no sabemos ver,

necesitamos tu gracia para mirar, considerar, contemplar

en tu rostro los rasgos del Padre.


Mostranos al Padre, donanos tu gracia,

para entrar en relación con Vos,

y así conocer tu corazón,

que es relación filial.

Mendigamos tu gracia, tu Espíritu Santo,

para que nos fecunde como hijos

y podamos clamar en íntima verdad :¡ABBA!


Mostranos al Padre y eso nos basta.

Nos es suficiente poder entrar en tu intimidad,

ahondar la filiación, sentirnos en relación… eso nos basta.

No nos satisfacen otras cosas, que no llenan, son efímeras,

ambiguas, contradictorias, pasajeras.

Sólo el amor del Padre nos colma,

El abismo de amor que habita tu  corazón de Hijo.

de hacernos hijos en tu ser  Hijo.

No necesitamos anhelar más, deleitarnos en otros gozos

buscar otras felicidades.


El amor del Padre nos basta, nos funda, nos envuelve.

Nos basta para vivir en confianza.

Sereno abandono de niños en brazos,

libertad anclada en un más allá de todo

Que impulsa al coraje y audaz valentía,

a pesar del miedo, o del oscuro conflicto.

Confianza fundada en amor de roca sólida.


Señor Jesús, revelanos al Padre una vez más

Y así mostranos nuestra identidad más honda.

Al entrar en relación sabremos quiénes somos, sabremos qué hacer.

mostranos nuestro ser hijos ,nuestra existencia referida a Él,

vida atada libremente a su amor.

Si nos revelás al Padre, nos reconocemos nuevamente hermanos,

Marcados entre nosotros por Su manera de ser, por Su dignidad

por Su inconfundible y singular modo de amar.


Especialmente en el dolor en la lejanía,

en la angustia, y la pobreza, en la cruz.

Hacé brillar la confianza en el amor del Padre.

Gritá en nosotros el abandono que restablece la unidad y la paz.


Señor Jesús, transfigurá tu rostro para captar en él al Padre.

Y así, también nosotros, podremos mostrar algunos de sus  rasgos,

ser en algo imágenes de Él en nuestro tiempo,

Testigos, signos, señales que lleven a los hombres a su encuentro,

hijos y  hermanos, que refieren la vida a Él.


Que a través nuestro muchos puedan gustar

la belleza de la casa del Padre.

Danos Jesús, poder también nosotros  mostrarlo y así continuar tu misión.

En este tiempo “sin padre”,en esta época sedienta de amor verdadero

Sin calidez de familia, con nostalgia de hogar, desorientada

que podamos traslucirte como Amor.


Y aquello que empaña nuestra transparencia, el pecado,

que lo abrace tu gracia transformante y purificadora,

que lo sane tu abrazo de misericordia.


Hoy y siempre el más hondo anhelo de toda la humanidad,

la expectativa de toda la creación,

es vivenciar la gloriosa libertad de los hijos.

Donanos tu Espíritu para que brille esa libertad

en nuestras relaciones con los hermanos y las criaturas.


Mendigamos tu Espíritu para que se una al nuestro,

para pronunciar en nuestra vida de hijos y hermanos

la libertad de tu amor,

para clamar la plegaria

que traspasa todas las cosas  desde la eternidad: ¡ABBA!


Aunque hace tanto que estamos a tu lado, no te conocemos bien.

Cada día, cada vez renovadamente,

permitinos mirar, considerar, contemplar.

¡Mostranos al Padre y eso nos basta!


monasterioabba@yahoo.com.ar